DESDE MI TORRE
¡¡SOMOS OSORNO!! Ajedrez, Literatura, La ciudad, opinología y fútbol


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [30] Sindicar categoría
Ajedrez [75] Sindicar categoría
Fútbol [15] Sindicar categoría
La ciudad [18] Sindicar categoría
Literatura [57] Sindicar categoría

Archivos
Octubre 2010 [1]
Agosto 2010 [5]
Julio 2010 [1]
Junio 2010 [2]
Mayo 2010 [1]
Abril 2010 [1]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [2]
Enero 2010 [3]
Diciembre 2009 [2]
Noviembre 2009 [3]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [1]
Julio 2009 [1]
Junio 2009 [6]
Mayo 2009 [2]
Abril 2009 [3]
Marzo 2009 [5]
Febrero 2009 [3]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [8]
Noviembre 2008 [5]
Octubre 2008 [7]
Septiembre 2008 [9]
Agosto 2008 [2]
Julio 2008 [2]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [10]
Abril 2008 [4]
Marzo 2008 [5]
Febrero 2008 [10]
Enero 2008 [12]
Diciembre 2007 [4]
Noviembre 2007 [7]
Octubre 2007 [12]
Septiembre 2007 [8]
Agosto 2007 [18]
Julio 2007 [5]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Julio del 2007


HÁBITOS DE LECTURA

"La más reciente encuesta de la Fundación La Fuente-Adimark dejó de manifiesto que el 45% de nuestros compatriotas jamás lee un libro.  Un 47% no lo hace porque no tiene interés alguno. El 72% de los hogares chilenos no compra libros nunca o casi nunca. El 57% de la población reconoce que lee menos que hace cinco años. El 60% carece de hábitos de lectura. En los estudiantes, el 78% carece del nivel de lectura para insertarse satisfactoriamente en el mundo de hoy. Esa realidad nos deja con muy pocas posibilidades de integrarnos al grupo de países desarrollados.

A inicios de esta década, el estudio "Nivel lector en la era de la información", reveló que el 87% de los chilenos entre 16 y 65 años no posee el nievel de lectura mínimo para funcionar en el mundo de hoy.  En términos concretos, esto significa que tres de cada cinco chilenos entienden con dificultad la fórmula para preparar una mamadera impresa en los tarros de leche en polvo.

También quedó claro que la capacidad de comprensión de lectura de los chilenos con un título universitario es similar a la de los norteamericanos que apenas finalizaron el colegio y a la de los suecos con enseñanza media completa.

He aqui la importancia de fomentar la lectura como base de la educación y el desarrollo, porque como muy bien apunta el dicho; "el hábito hace al monje" y sólo leyendo mejoraremos nuestros niveles de comprensión de lectura......."

(Extracto de la editorial del Diario Austral de Osorno, aparecida el día domingo 29 de julio de 2007) 

  Las cifras son elocuentes y muy preocupantes. ¿Qué haremos para revertir esto?

Por Mr. Chessman - 30 de Julio, 2007, 22:15, Categoría: Literatura
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Comentar | Referencias (0)

LAS HISTORIAS DE CHESSMAN: CUENTOS DE AJEDREZ

LAS HISTORIAS DE CHESSMAN,  Pasión y vida de un ajedrecista Chileno
Autor:  Germán Bielefeldt Van Oosterwijk
Un texto de ajedrez diferente, apto para todo público.  Narra las aventuras de un ajedrecista amatheur  en el mundo del ajedrez local, nacional e internacional recorriendo los años 1975 a 2003.  Los realatos son en un tono ameno y entretenido, una forma diferente de entregar cultura ajedrecística e incentivar a los jóvenes a practicar este arte como lo define el autor.  Son 20 las historias seleccionadas que invitan al lector a pasar gratísimos momentos.
El texto se complementa con una sección de 5 partidas del autor, las que han sido relevantes en su vida deportiva y 6 problemas originales compuestos por el, algunos de ellos publicados en revistas especializadas.
Formato:  21 X 16 cm.
Pág. 120
Tapas duras y a todo color
Excelente impresión y papel con diagramas de ajedrez y anotación algebráica.
Inscripción Nº 134.620.
Precio unitario:  $ 3.000 o $ 4.000, depende si es en osorno o pedido de provincia (envío por correo encarece el valor)
Distribución directa via correos de Chile por parte del autor.   
Forma de pago: Contra depósito en cuenta corriente.

Por Mr. Chessman - 30 de Julio, 2007, 20:05, Categoría: Literatura
Enlace Permanente | Comentarios 5 | Comentar | Referencias (0)

AJEDREZ Y LITERATURA (1º PARTE)

      Diversos motivos de fuerza mayor me han tenido alejado de esta web, sin embargo me he dado un tiempo para volver a escribir; esta vez referente a un tema en donde creo, puedo opinar con cierta autoridad; ajedrez y literatura.

       El ajedrez ha dado motivo a diversos narradores para contar historias relacionadas con él y es por eso que en la presente entrega, comentaré algunas novelas que se pueden encontrar en el mercado del libro.  Cada obra será analizada en dos partes.  La 1º con el comentario de la contra portada y la 2º con la opinión personal.

1)    EL OCHO

       Katherine Neville.    Ediciones B.S.A. 1994,  859 páginas.

     "Catherine Velis,  una alta ejecutiva experta en ordenadores se ve atrapada sin quererlo en la búsqueda de un legendario ajedrez, que perteneció al emperador Carlomagno.  El campeón soviético de este deporte, de gira por Nueva York, le advierte que corre un gran riesgo si se empeña en encontrar las piezas, pues en ellas reside la clave de una  antigua fórmula ligada a la alquimia, la masonería y los poderes cósmicos.  Ese mágico ajedrez, enterrado durante miles de años en una abadía francesa, nos conducirá -de 1790 a 1970- por la historia de los personajes que poseyeron las piezas y por la larga serie de crímenes que se cometieron para hacerse con ellas.  Los personajes van desde Napoleón, Robespierre y Casanova, hasta Voltaire, Newton o Catalina la Grande.  Pero los crímenes todavía no han terminado…"     

     La autora del Círculo mágico  nos entrega un gran  best seller que ha vendido miles de copias en todo el mundo.  De trama muy entretenida, con pasajes de bastante ajedrez, acapara la atención del lector.  La figura del legendario Philidor es bien descrita en medio de la revolución francesa.  No obstante lo anterior, el final deja bastante que desear, lo mismo que ocurre con el famoso Código Davinci   de Dan Browm.

2)        LA TABLA DE FLANDES

Arturo Pérez-Reverté.    Editorial Sudamericana S.A.  1990,  412 páginas

       "Una restauradora de arte encuentra una inscripción oculta en forma de partida de ajedrez, en el lienzo de un pintor flamenco del siglo XV.  El sorprendente hallazgo provoca que una singular galería de personajes emprenda una turbulenta aventura en pos de develar el enigma.  Pero no se trata de un enigma cualquiera; tal vez constituya la clave de un secreto que pueda haber cambiado la historia de Europa. Los movimientos del ajedrez marcarán paso a paso el éxito o el fracaso de la pesquisa, siempre acechada por un diabólico juego de trampas y equívocos en el que participan no solo pintura, sino también la música, la literatura, la historia y las matemáticas."

   Uno de los mejores escritores españoles actuales, autor de El Club Dumas y El maestro de esgrima, entre otros,  nos brida una gran novela donde el ajedrez se manifiesta en su grado máximo en el retroanálisis. El suspenso se mantiene hasta el final  igual que una partida de acciones emocionantes.  Un trabajo muy bien logrado y altamente recomendable.  

   

3)        AUTOBIOGRAFIA DE UN EX - JUGADOR DE AJEDREZ

Claudio Durán Pardo.   LOM ediciones  2003,  169 páginas.

     "Con sobriedad, buen estilo, humor, destellos humanos entrañables, este relato autobiográfico de un joven chileno que sufre los efectos directos de la represión ejercida por la dictadura militar, constituye un impactante testimonio, hecho literatura, sobre su paso por los tristemente célebres campos de reclusión y tortura:  Villa Grimaldi, Tres y Cuatro Álamos y Puchuncaví.

     Enrique era un joven músico y estudiante cuando fue detenido en las primeras semanas del golpe.  Durante más de dos años fue de un lugar a otro convertido en "prisionero de guerra" sin saber cuál era su delito y sin ser sometido a proceso alguno.  Vivió en carne propia todos los horrores y las peores vejaciones a la dignidad y la condición humana propinada por los militares y los agentes de los aparatos represivos.  Pero también conoció la grandeza, el valor, el obstinado deseo de vivir de los presos, muchos de los cuales finalmente fueron asesinados, hechos desaparecer o simplemente olvidados.

      Autobiografía de un ex-jugador de ajedrez es una novela conmovedora, amable, de  lectura apasionante, que rescata la exalta profunda calidad humana de anónimos personajes."

     Esta novela nos lleva a una época triste de la historia chilena.  Sin embargo, el tema que nos preocupa es la presencia del ajedrez en la trama y debo decir con franqueza que el nombre de la misma dista mucho de su contenido.  Apenas un par de páginas en donde se menciona el juego por parte de jugadores aficionados.  En todo caso, de no mediar por los hechos acontecidos es probable que el autor sea hoy en día un activo jugador de ajedrez..  Para los que gustan coleccionar libros sobre el rey de los juegos, pueden adquirirla, para los que les gusta la narrativa propiamente tal, olvidarse de ella.

4)        NOVELA DE AJEDREZ

Stefan Zweig.   Editorial Quaders Crema S.A. 1994, 84 páginas.

     "Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo.  Pero, en viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis.  Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes acompañando al lector a la confrontación de los dos jugadores.  Si Novela de Ajedrez nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a presión extraordinaria.  Y todo ello con grandes dosis de intriga y maestría."

    Esta novela escrita en 1942 bajo el título "Jugador de Ajedrez", también se puede adquirir por el sello editorial El Acantilado, siendo muy escasa su circulación en Chile.  Zweig, el gran maestro de la novela corta, ha escrito entre otras, María Estuardo y La tragedia de una vida, presenta dos tramas, de las cuales una es más superficial; La partida entre el campeón y el desconocido, y la principal y profunda; La historia del prisionero.  Un trabajo de gran contenido ajedrecístico pero con gusto a poco, debido a su alto precio.  Para coleccionistas, un trabajo muy recomendable. 

      

       Completan la lista de novelas y ajedrez (Aunque muy difíciles de adquirir), las siguientes:  La defensa Loujine,  Vladimir Nabokov (1930); La partida nunca acaba en tablas, Icchokas Metas (1979); El maestro y el escorpión, Patrick Séry (1991); La variante Lüneburg, Paolo Mauresing (1995); La ciudad es un tablero, John Brunner (1965); El loco del ajedrez, Van Dine (1929); La ventana siniestra, Raymond Chandler  (1942); El gambito de caballo, William Faulkner (1951); El regreso de las cenizas, Hubert Moteilhet (1961); Mis funerales en Berlín, Len Deighton (1964); Una pieza para morir, Ellery Queen (1967); Los cuatro grandes, Agatha Chistie (1967); El bucle, Robert Littel (1973); Gambito, Rex Saut (1960); El juego de la dama, Walter Trevis (1983); El maestro del juego, Gilles Chenaille (1983); El tablero prodigioso, Padgett Lewis (1951); El gambito de las estrellas, Gérard Klein (1971); La partida, Jorge Calvo (1991); El tablero de la creación, D. Donay (1976); Antiajedrez, Víctor Korchnoi (1980); La torre herida por el rayo, Fernando Arrabal (1983); Locos por el ajedrez, Serge Rezvani (1997); Un combate, Patrick Suskind; Las historias de Chessman, Germán Bielefeldt (2003)

    Como se puede apreciar, la lista en bastante grande y espero aumentarla con el paso del tiempo.  Si los lectores conocen de algún título que no se haya nombrado, agradeceré hacerlo saber a la dirección germanico39@hotmail.com  indicando su autor y año.   

"Chessman"

Osorno, marzo de 2005.



Nuevo MSN Messenger Una forma rápida y divertida de enviar mensajes

Por Mr. Chessman - 30 de Julio, 2007, 15:32, Categoría: Literatura
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

UN CUENTO DE JOVEN

VIAJE A DEDO

        Hace algunos meses participé en el concurso literario de cuentos, organizado por una importante cadena de periódicos regionales.  Probablemente, otros escritores más expertos que yo habrán ganado el evento, por tal razón, deseo compartir esta pequeña historia de la vida real. Debo advertir, que los hechos fueron tal cual se narran, pero cambié algunos detalles, de modo que el ajedrez no aparezca como tema central .

En 1986 el clima veraniego fue muy benigno, lo que permitió que pudiera desarrollar múltiples actividades al aire libre.

Como siempre sucede, el verano transcurre muy rápido y por lógica consecuencia, las vacaciones también.  Tras un duro año en la universidad, el descanso estival viene bien a cualquier estudiante y por supuesto que no dejé pasar momento grato alguno.

Una de las actividades que más gusta a los jóvenes, es cargar su mochila y partir a recorrer hermosos parajes viajando "a dedo".  Es curioso, pero esa forma de viajar nunca me atrajo y aun cuando en etapa escolar fui "niño explorador", jamás tuve mi propia mochila.

En el sur de Chile, existen bellos paisajes y hermosas localidades.  Una de ellas, es el balneario lacustre de Frutillar, que por aquella época estaba considerado como dentro de los "top", es decir, todavía no se contaminaba con el auge de los minibuses y estar allí era realmente agradable, un lugar seguro y limpio.

     Con mi compadre Carlos y su familia, decidimos pasar el día allí, por lo cual, muy temprano partimos al terminal para tomar el habitual "Varmontt" de esos años.  Sin embargo, mientras caminábamos raudos al rodoviario, a Carlos se le ocurre, lo que a mi juicio, era una idea descabellada.

-       Las mujeres y niños se van en bus, mi compadre y yo a dedo.

-       Pero, ¡a dedo!, ¿te volviste loco o qué? –protesté de inmediato.

-       ¡Sí, a dedo! –replicó Carlos- así ahorramos plata y nos alcanza para algo más.

 La decisión estaba tomada y emprendimos el rumbo, a pié, hasta la carretera.  Tras apenas cinco minutos de espera se detiene un vehículo y nos lleva más al sur.

-       Ésta si que es suerte –comenté a Carlos- nos llevan de inmediato.

-       No cantes victoria, es que este "gallo" es mi primo y sólo llegará hasta el cruce Río Negro –fue su repuesta.

Efectivamente, así fue no más la cosa, en Río Negro bajamos del auto y realmente comenzamos a hacer dedo.  Al cabo de una hora ya estábamos aburridos esperando y el sol comenzaba a calentar demasiado.

Tras otro rato, ya no aguantamos más y abordamos un bus hasta nuestro destino. 

Como los buses sólo llegan a Frutillar Alto, hicimos dedo hacia el lago donde finalmente llegamos como al mediodía.

Allí nos esperaba mi comadre, sus hijos, la comida y las cervezas.  Carlos, un descendiente de alemanes, es cervecero y sin el "néctar de los dioses", como le decía de cariño al licor de la cebada, no va a ningún lado.

La tarde transcurrió tranquila en medio de la gente, la grandiosidad de la playa, las aguas del gran lago Llanquihue y las actividades deportivas de verano.  Ese año, se inauguró en el balneario, un ajedrez gigante frente a la Municipalidad y, aprovechando mis conocimientos en este juego, pasé un buen tiempo viendo como los argentinos se las daban de campeones antes los incrédulos ojos de los chilenos, quienes, al parecer, bien poco sabían de esta disciplina.

-       Debo hacer algo por mi patria –me dije- estos "che" no pueden venir a "florearse" aquí.

Al cabo de una hora, le ganaba a dos turistas transandinos y hasta algunos aplausos logré del público apostado junto al tablero.

Tipo siete de la tarde, era la hora del regreso.  Sin embargo, ya me había percatado que el campeón chileno de ajedrez, Roberto Cifuentes, había sido contratado por el municipio para que haga actividades de difusión del juego ciencia, y que, en un rato más ofrecería una simultánea.

Esta vez fui yo quien sugirió:

-       Las mujeres y niños en bus y nosotros nos vamos más tarde.

Carlos le pasó los últimos pesos a su mujer y decidió acompañarme.  Obviamente que él se dio cuenta que yo tenía ganas de jugar contra Cifuentes y como también le gustaba algo el ajedrez, se quedó sin reclamar.  Lo que él no sabía y yo tampoco, es que en realidad no teníamos dinero suficiente para volver a Osorno y pensamos que a dedo llegaríamos igual.

Ya en la simultánea, la cosa estuvo entretenida, una veintena de jugadores, casi todos extranjeros. El campeón no tuvo problemas para ganarles a todos, incluso a nosotros.

La actividad llegó a su fin con los últimos rayos del día y nos vino como un relajo, hacer dedo, ya casi de noche, no era muy atrayente, por lo cual decidimos pasar la noche en la playa con la escasa comida que nos dejaron y nuestras modestas toallas playeras que servirían de frazadas.

Francamente, la decisión no fue buena, la noche estuvo un poco helada, la arena era incomoda para dormir y el hambre pronto nos abrazó.

-       Tenemos dos opciones –dijo Carlos- la plata alcanza para comprar una caja de vino o un paquete de cigarrillos.

-       El vino para el frío o los cigarrillos para el hambre -contesté.

-       Trago sin comida es complicado –replicó mi compadre.

-       Entonces los "puchos" están bien –fue mi decisión.

La noche se hizo larga, muchas caminatas y varios cigarrillos, hasta que finalmente amaneció. Temprano partimos a Frutillar Alto a hacer dedo, pero nadie nos quiso llevar.

Cerca nuestro, unas hermosas "lolas", apenas estuvieron un rato paradas junto al camino y, de pronto, ya estaban arriba de un vehículo.  Con Carlos nos comenzamos a preocupar y le propuse que había que pedirle dinero prestado a Cifuentes para volver en bus a Osorno. En realidad no nos quedaba otra alternativa, no conocíamos a nadie, así que emprendimos el regreso. Una vez más, a "pata" con nuestro bolsito de viaje, recorrimos los cuatro kilómetros que separan al lago, hasta que dimos con Roberto.

Cifuentes no nos ubicaba, pero le plantemos el asunto.  Yo pensaba que no tendría porqué prestarnos plata pero;

-       A la tarde, jueguen la simultánea y si no le gano a algunos de ustedes, les presto el "billete" –fue su sorprendente respuesta.

-       Es que queremos irnos ahora –respondí- además tenemos mucha hambre.

La verdad, su respuesta era mejor que nada y después de todo, el tipo no fue desconsiderado.

Finalmente llegó la hora del encuentro deportivo, casi deshidratados y con un apetito voraz, Carlos y yo le jugamos al campeón, cada uno en su tablero.  Mi compadre era un "diamante en bruto" para el ajedrez y, en su desesperación por volver a Osorno, jugó la mejor partida de su vida hasta conseguir un brillante empate.  Por mi parte, no ofrecí mayor resistencia, no estaba en condicione de pensar, y aunque el campeón me dio dos oportunidades, nada pude hacer.

Hasta hoy, no sé si Roberto jugó en serio con Carlos o le regaló el empate para pasarnos el dinero, pero lo cierto es que, al repasar la partida, parece que fue casi en serio.

Con el dinero en la mano, pudimos llegar finalmente a nuestros hogares y devorar cuanto pan había e ingerir unos dos litros de refresco "Caricia".

De esta experiencia aprendí algo, nunca más viajar a dedo.



Nuevo MSN Messenger Una forma rápida y divertida de enviar mensajes

Por Mr. Chessman - 27 de Julio, 2007, 23:22, Categoría: Literatura
Enlace Permanente | Comentarios 3 | Comentar | Referencias (0)

¿POESIA O LITERATURA?

    Sea esta mi primera columna como entendido en literatura  -¿no será muy ambicioso esta auto designación?-. Casi todo el mundo me conoce por el ajedrez, donde algo tuve que decir alguna vez. Sin embargo, los intereses van cambiando y lentamente he comenzado a recorrer un difícil camino por el mundo de las letras, es por ello que más de alguien pueda decir ¿qué sabe este tipo acerca de letras?

   Me declaro un lector empedernido, un acopiador de libros, un vicioso de los mil demonios, un consumidor y derrochador de dinero en textos, pero entiendo que leer es una fascinante manera de perder el tiempo, ¡Y de cultivarse a la vez!  Cada libro leído, deja algo, por muy malo que este sea, aunque estoy convencido de que no hay libro malo.  El solo hecho de escribirlo, ya es un gran logro.

   Quiero dejar en claro que soy autodidacta, nunca he participado en clases formales de literatura –salvo el colegio- y todo lo que sé (o que creo saber), lo he aprendido tras horas, días, meses y años leyendo pagina tras página.  De esa manera, he logrado descubrir autores, formas, técnicas y por supuesto, cientos de apasionantes libros. Los errores que mis humildes comentarios puedan tener, favor disculparme, nadie me ha enseñado -¡y a estas alturas de mi vida, difícilmente me deje enseñar!-.

     Cuando ingresé a la Bohemia a mediados de 2005, encontré un su mayoría poetas y parecía sentirme como bicho raro en corral ajeno, pero con el tiempo me fui dando cuenta que mi presencia le hacía bien al grupo, algo podía aportar sin haber escrito jamás una poesía.  Debo reconocer que me cuesta dicha rama de la literatura, es más, no la entiendo, ni me gusta escucharla, menos detenerme a pensar que quiere decir.  Lo mío es la novela, la narrativa, los cuentos –aunque estos, en menor medida-.  Bajo esta premisa, debía hacerme un espacio en el grupo, ya que raramente leo en las sesiones.  ¡Ni pensar poner algo en el blog! entonces, ¿qué incorporar?  ¡SAS, mi aporte es transmitir lo que me gusta de la literatura! y así nació este espacio. Como aprendiz de escritor quiero dar a conocer mis autores y libros favoritos, desde un punto de vista más íntimo, sin copiar y pegar como suelen hacer algunos columnistas. Siempre la idea será pensar en positivo. Me encantaría escribir de los narradores y eventos osorninos (un poco de farándula literaria local), sé que ello puede traer problemas, pero hay que arriesgarse. ¡Para que estamos con cuentos! un poco de propaganda gratis no le viene mal a nadie.

     Volviendo al título, la decisión es de cada uno.  En lo personal, construir poesía me es difícil, narrativa también, pero puedo y resulta más fácil, sobre todo en temas que conozco bien.  Chile país de poetas dicen (a que no, sí tenemos dos premios Nobel) ¿y Osorno?  ¡Igual pues!, muchos poetas y pocos narradores, pero bastante buenos, tengo mis libros predilectos acá y ya hablaré de ellos.  No puedo, lamentablemente, hablar de poetas, menos distinguir a los mejores de los otros, no me siento capacitado para ello, pero si  pronunciarme respecto a los novelistas y sus obras.

    Sea esta mi carta de presentación y en próximas entregas, entraremos en detalle. 

Osorno, julio de 2006.-

"Chessman"



Nuevo MSN Messenger Una forma rápida y divertida de enviar mensajes

Por Mr. Chessman - 27 de Julio, 2007, 23:14, Categoría: Literatura
Enlace Permanente | Comentarios 3 | Comentar | Referencias (0)




     Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Enlaces
Ajedrez 32
Ajedrez Chileno
Ajedrez por Job Sepúlveda
Ajedrez por SERTAL
Blog de Mariela
Círculo Literario la Bohemia
Distrito 4350 de Rotary Internacional
eGrupos
El Vacanudo
Irena Comunicándose
Jackie Bruja Tolzking
Marianne escribiendo
Nelsa la poeta
Pagina Oficial del grupo Yes
Pilauco Al Día
Tienda de Ajedrez
Vive Ajedrez Blog de Ricardo Parkes N.
Zona de Ajedrez
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com