DESDE MI TORRE
¡¡SOMOS OSORNO!! Ajedrez, Literatura, La ciudad, opinología y fútbol


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [30] Sindicar categoría
Ajedrez [75] Sindicar categoría
Fútbol [15] Sindicar categoría
La ciudad [18] Sindicar categoría
Literatura [57] Sindicar categoría

Archivos
Octubre 2010 [1]
Agosto 2010 [5]
Julio 2010 [1]
Junio 2010 [2]
Mayo 2010 [1]
Abril 2010 [1]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [2]
Enero 2010 [3]
Diciembre 2009 [2]
Noviembre 2009 [3]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [1]
Julio 2009 [1]
Junio 2009 [6]
Mayo 2009 [2]
Abril 2009 [3]
Marzo 2009 [5]
Febrero 2009 [3]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [8]
Noviembre 2008 [5]
Octubre 2008 [7]
Septiembre 2008 [9]
Agosto 2008 [2]
Julio 2008 [2]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [10]
Abril 2008 [4]
Marzo 2008 [5]
Febrero 2008 [10]
Enero 2008 [12]
Diciembre 2007 [4]
Noviembre 2007 [7]
Octubre 2007 [12]
Septiembre 2007 [8]
Agosto 2007 [18]
Julio 2007 [5]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Diciembre del 2007


DOBLE INFINITO

Las piezas de ajedrez se posan y bailan en un espacio finito de 8 x 8 casilleros, donde parece que el infinito recorre con su sombra la imaginación humana. Las blancas tienen a su alcance en el inicio del juego la nada despreciable cantidad de 20 jugadas posibles y otro tanto para responder tienen las negras. Es decir que tan sólo en una jugada ya existen 400 posibles posiciones. En la segunda jugada de las blancas la cantidad asequible de posiciones es 5.362.

 

En el año 1903 un señor llamado Flye Sainte-Marte llegó a través de cálculos a mano a la conclusión de que tras la segunda jugada de las negras las posiciones posibles son 71.852.

 

Las calculadoras, en 1945, confirmaron la corrección de esa cifra. Hoy ya sabemos que en la tercera jugada del blanco tenemos unas 800.000 posiciones posibles y después de la tercera movida del negro las líneas dables superan los 9 millones. Y la progresión sigue…

 

En la Universidad de Alberta (Canadá), el profesor Jonathan Schaeffer desde 1989 trabajó con un programa propio llamado Chinook, dedicado a estudiar la finitud del juego de damas. El jueves 19 de julio de 2007, por fin, anunciaron la conclusión: tras 500 billones de billones de posibles posiciones, haciendo las mejores jugadas por parte de ambos bandos, el resultado es uno solo: tablas.

"Las damas tienen un espacio de búsqueda de 5 x 10 elevado a la 20ª, una cifra sobrecogedora", confesó Schaeffer. Respecto al ajedrez, dice, en la informática cuántica se halla la respuesta de su resolución y estima que hacia el año 2060 se conseguirá.

 

Da la impresión que los humanos sobrevaloramos nuestra curiosidad queriendo saberlo todo o deseamos demostrar que nuestras imperfecciones pueden ser salvadas por un programa cibernético. O quizá ninguna de las dos opciones, ya que todo tiene en algún lugar una solución: mientras que no mencionemos cuál es el último número finito, no sabremos donde comienza el infinito.

Albert Einstein dijo: “Hay sólo dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y de la primera no estoy muy seguro”.

 

El mandato a cumplir es ser ingenuo en cuanto al juego que se practica. No es un mandato resolver el juego. Supongamos que hoy se descubre que en ajedrez siempre deben ganar las negras. ¿Qué haríamos con tantos errores de las blancas?  ¿Con tanta imperfección de siglos?

 

Lo último: Consultado el profesor Jonathan Schaeffer sobre si él jugaba a las damas, dijo “nunca jugué a las damas. Mi amor es el ajedrez”.

Por Mr. Chessman - 24 de Diciembre, 2007, 2:46, Categoría: General
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

ELECTRICIDAD ESTÁTICA EN LAS ESTACIONES DE SERVICIO

Con la generalización del Autoservicio en las Estaciones de Servicio hay que advertir a la gente acerca de la producción de incendios como resultado de la electricidad estática, mientras se carga gasolina.

Se han investigado 150 casos de este tipo de incendios y los resultados fueron muy sorprendentes.

1-     De los 150 casos, les ocurrieron a menos hombres y más mujeres, por su costumbre de entrar y salir del vehículo mientras se carga la gasolina.

2-     En la mayoría de los casos las personas habían entrado nuevamente a sus coches cuando la manguera todavía estaba surtiendo combustible (el peligro de los gatillos en los boquereles). Cuando terminaron de repostar y salieron para sacar la pistola de la manguera, el fuego comenzó, como resultado de la electricidad estática.

3-     La mayoría de los accidentados usaba zapatos con suela de goma y ropa de fibras artificiales.

4-     Nunca utilice teléfonos móviles cuando carga combustible.

5-     Como sabemos es el vapor que sale de la gasolina el que arde y causa el fuego, cuando toma contacto con cargas estáticas.

6-     En veintinueve de los casos analizados, las personas entraron nuevamente a sus  vehículos  y  luego tocaron las pistolas durante la carga de gasolina. Esto ocurrió en coches de distintas variedades de marcas y modelos.

7-     Diecisiete incendios ocurrieron antes, durante o inmediatamente después que la tapa del depósito fuese sacada y antes de que comenzara la carga de gasolina.

8-     La carga estática suele producirse cuando un pasajero fricciona sus ropas contra el tapizado de los asientos, al entrar o salir del vehículo. Para evitarlo, es recomendable que NADIE entre o salga del vehículo mientras se está realizando la carga. Solamente deben hacerlo ANTES de comenzar, o cuando la carga ya está completa y colocado el tapón de depósito.

9-     EXTREME LAS PRECAUCIONES si la gasolina se ha derramado o salpicado en el piso. Inmediatamente se generan vapores altamente inflamables, que pueden encenderse por chispas de electricidad estática, por encendido de equipos electrónicos (móviles, mandos a distancia, etc.) o por el encendido del mismo vehículo. ANTES de poner en marcha nuevamente el motor, la gasolina derramada debe ser recogida o neutralizada por el personal de la estación de servicio.

 

AL CARGAR GASOLINA.

 

EN SU VEHICULO:             Frene, ponga el freno de mano, apague el motor, radio y luces

NUNCA:                              Nunca regrese a su vehículo mientras  está cargando combustible.

POR PRECAUCIÓN:          Acostúmbrese a cerrar la puerta del coche al salir o ingresar así se descargará de electricidad estática al tocar algo metálico.

Luego de cerrar la puerta TOQUE LA PARTE METÁLICA DE LA CARROCERÍA, antes de tocar la pistola de combustible. De esta manera la electricidad estática de su cuerpo se descargará en el metal y no en la pistola.

 

Solicitamos por favor que envíen esta información a TODOS sus amigos y familiares, especialmente a aquellos que  llevan niños en los autos cuando cargan combustible. Gracias por pasar esta información.

Por Mr. Chessman - 12 de Diciembre, 2007, 17:59, Categoría: General
Enlace Permanente | Comentarios 2 | Comentar | Referencias (0)

VARGAS LLOSA Y LA NOVELA EXPERIMENTAL

No vamos a negar que la prosa de Vargas Llosa es difícil, tiene textos muy fáciles de leer como "Pantaleón y las Visitadoras", "La tía Julia y el escribidor" o el clásico "La ciudad y los perros".  Hay otras obras un poco más complejas como "La guerra del fin del mundo" o "La fiesta del chivo" (ambos unas preciosuras de novelas) pero si hay algo que caracteriza a Mario, es que fue el pionero de las novelas experimentales, de ahí surgen la complejísima "Conversación en La Catedral" y lo que leo actualmente, "La Casa Verde".  También hay obras que francamente no se entienden como el paupérrimo "Los cuadernos de don Rigoberto"

   Cada vez que una novela se me hace pesada de leer y entender, entonces acudo a la ayuda informática para encontrar textos que me aclaren el asunto y debo confesar que con "La Casa Verde" me ha pasado eso.  Un lector común  ¿que haría? sencillamente dejaría de lado la lectura, pero si nuestro interés es seguir adelante, entonces hay que darle una oportunidad al libro y si te puedes valer de alguna ayuda extra, bienvenida sea.

    Con el tiempo he ido aprendiendo a leer a Mario, ya nada me sorprende, al final de la obra, todo se aclara y comprendes a cabalidad cada uno de los distintos relatos y tiempos en que la trama se desarrolla.

   Revisando "La Casa Verde" podemos decir que se trata de una novela que se desarrolla en diferentes tiempos y lugares, los personajes maduran en el tiempo y las historias parecen al principio inconexas, sin relación alguna.  Poco a poco con el correr de los capítulos, se logra leer de corrido y relacionar los fragmentos de diálogos diseminados en el texto.  Lo más probable es que  el autor haya escrito las historias por separado y luego las distribuyó por fragmentos en los distintos capítulos, pero al final todo está relacionado y s entiende bien.  

    Cuidado, este libro hay que leerlo lento, si es necesario, deberemos usar un papel de apuntes de personajes. No se puede leer en dos tardes como los libros de Saramago. Lo más seguro es que un lector goloso se sature y tire el libro por la ventana, pero si quiere entender a Mario, deberá pasar por la dura prueba de leer "La guerra del fin del mundo", "Conversación en La catedral" para finalizar con "La Casa Verde".

  

Por Mr. Chessman - 12 de Diciembre, 2007, 17:55, Categoría: Literatura
Enlace Permanente | Comentarios 2 | Comentar | Referencias (0)

HOMENAJE A MI PRIMER MAESTRO

       En enero próximo, se cumple el segundo aniversario del fallecimiento de un tío muy querido.  Es hora de rescatar del baúl, éstas líneas que escribí para una web amiga.

     Mientras analizaba una de mis partidas del torneo de Lanco 2006, suena el teléfono y me dan una noticia lamentable. El golpe fue seco e inesperado, mi tío Enrique Van Oosterwijk Riedemann fallece trágicamente en Punta de Choros IV región, mientras practicaba su gran pasión deportiva, la caza submarina.

     El hermano de madre y el hijo de mi abuelo, Juan Van Oosterwijk, eximio ajedrecista holandés, era un hombre notable.  Él fue quien me inició en el mundo de los escaques y trebejos y cada verano lo esperaba con ansias para que me enseñe sus técnicas. Mi tío no era un gran jugador, pero para uno que no sabía casi nada, sus conocimientos de ajedrez me ayudaron mucho. Él me enseñó los secretos de la Siciliana y al cabo de unos años ya le ganaba con comodidad. Memorables eran nuestras partidas en el campo de Valdivia, lamentablemente no guardo registro de ninguna partida informal, pero si muchos de los libros en holandés que eran de su padre y que después pasaron a mis manos.  Mi primer ajedrez "profesional", él me lo regaló en 1977.  (Ver capítulo uno de "Las Historias de Chessman")

    Como un sentido homenaje, quiero compartir con ustedes una simpática historia que ocurrió en 1987 en Valdivia y que muestra la nobleza de mí queridísimo pariente:

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

   

     Desde 1982 que he estado muy ligado al ajedrez de la"ciudad de los ríos", pero sólo hasta 1987 disputé un torneo oficial allí, se trató de la 1º versión del "Semana Valdiviana".

     Mientras esperaba a mi tío Enrique que venía desde Coquimbo a su fundo en la Isla del Rey, leí un tímido artículo en el Diario Austral de esa ciudad, en donde invitaban a los jugadores locales participar en un torneo que se disputaría en la Biblioteca Municipal.  Los días pasaban raudos en casa de Hans Richter, donde alojaba y temprano partía a casa de mis padrinos en Collico (ambos fallecidos y la casona incendiada) a esperar al famoso tío, que parece, se había pasado a quedar donde otra parentela en Coñaripe.  Para hacer más placentera la espera, decidimos junto a Hans inscribirnos en el torneo.  En mi caso particular, jugaría hasta que llegue mi pariente.  Así aparecimos y al final, unos 25 jugadores comenzamos el evento, el cual se jugó por Sistema Suizo a 5 rondas con una partida al día, es decir, el ajedrez era serio, a la antigua.  En aquellos tiempos, sólo jugábamos por trofeos y medallitas, los premios en efectivo eran muy escasos y por lo tanto no había un traslado masivo de jugadores cazando "el billete", como hoy.  Era tan escuálida la asistencia que yo era la "estrella" del torneo, honroso título que nunca más he vuelto a tener.

    La 1º ronda jugada el 9 de febrero resultó bastante fácil para mí y Hans, sin embargo, ya en la 2º tuve que sudar la gota gorda para ganarle a un terco Rubén Cárcamo, por su parte Hans, vencía al "gringo" Gillete  (Q.E.P.D.)  Tras dos rondas, comencé a encontrarle el gustillo al asunto y la aparición de mi tío pasó a un segundo plano, "ojalá se atrase varios días más" –pensaba en silencio.  En 3º vuelta le gano al abogado Francisco Contardo y así al día siguiente el duelo por la punta con Richter fue inevitable.  Si mi tío llegaba, Hans ganaba el punto gratis y con ello el torneo, en fin, el título quedaba en buenas manos, pero mi tío no llegó y al mando de las blancas planteo una Española variante del cambio y tras 23 insípidas movidas acordamos el empate..

    Llegamos al último día, el 13 de febrero y mi antiguo maestro llegó con toda la familia a buscarme para partir al fundo desde el embarcadero de calle General Lagos; en aquellos años el camino que ahora une Valdivia con Corral no existía con lo cual el único medio de trasporte, eran las lanchas a motor.

     -¡Qué horror, dejar el torneo botado cuando puedo salir campeón! –le dije a mi tío casi con desesperación.

       El viejo Enrique (bueno no tan viejo, tenía 49 en ese entonces) se acordó de sus años mozos y captó mi angustiante situación, inventando un repentino agotamiento con lo cual el viaje se dilató para el día siguiente.

       En la 5º  y última ronda me enfrento a Daniel Narváez (Pepe Cortisona no es nada al lado de él) y lo gano en un largo final.  Por su parte, Hans también ganaba y el primer puesto quedaba supeditado al resultado de la partida Contardo – Gillete, un triunfo del leguleyo me daba el 1º lugar por sistema, pero pasó lo contrario y el galvano fue para mi gran amigo, debiéndome contentar con la medalla del vicecampeonato.  De esta forma acabó el torneo. Para más colmo, los premios los darían unos días después, así que tuve que aprovechar un viaje a la ciudad para comprar provisiones con mis hermosas primas (¡qué primas!) y su padre para recibir muy orgulloso mi medalla.

        Desde esta tribuna, escribo a la memoria de mi tío, la distancia me imposibilitó ir al sepelio, pero estas letras quedarán para siempre.  Descansa en paz Enrique Gerardo Van Oosterwijk Riedemann.

"Chessman"

Osorno, febrero 6 de 2006.-

Por Mr. Chessman - 3 de Diciembre, 2007, 13:25, Categoría: Ajedrez
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Enlaces
Ajedrez 32
Ajedrez Chileno
Ajedrez por Job Sepúlveda
Ajedrez por SERTAL
Blog de Mariela
Círculo Literario la Bohemia
Distrito 4350 de Rotary Internacional
eGrupos
El Vacanudo
Irena Comunicándose
Jackie Bruja Tolzking
Marianne escribiendo
Nelsa la poeta
Pagina Oficial del grupo Yes
Pilauco Al Día
Tienda de Ajedrez
Vive Ajedrez Blog de Ricardo Parkes N.
Zona de Ajedrez
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com